Cómo evitar infecciones

Nuestra piel constituye una superficie extensa que nos mantiene separados del mundo exterior, una función primordial de la misma es prevenir la entrada de sustancias extrañas y evitar infecciones.

Convivimos con millones de bacterias y virus que se encuentran en el aire y en diversas superficies. La higiene ocupa un lugar destacado para prevenir infecciones.

El lavado de mano debe realizarse varias veces al día utilizando jabón para lograr una correcta eliminación de posibles bacterias que colonizan nuestra piel. Antes y luego de ir al baño, antes de comer, antes de tocar un bebé son momentos esenciales que requieren una correcta higiene de manos para evitar infecciones.

El momento de preparar la comida requiere una limpieza bajo agua de todos los alimentos frescos, una correcta higiene de los utensilios que van a utilizarse y el espacio de trabajo. El manejo de los alimentos crudos debe realizarse de forma separada a los alimentos ya cocidos para evitar infecciones cruzadas por las bacterias que contienen los alimentos sin lavar.

El uso de alcohol en gel puede ser una buena alternativa para prevenir infecciones en caso de no contar con agua y jabón, además es fácil de transportar, cómodo de utilizar y efectivo.