Los colores calidos

Los colores calidos son muy utilizados en la decoración de interiores por sus hermosas cualidades y la gran cantidad de beneficios que ellos proveen.
Estos colores, así como lo indica su nombre, se encuentran relacionados con el fuego y el sol por lo que rápidamente podemos identificar al rojo, anaranjado y amarillo.


Al estar asociado con estos dos elementos, al ver los colores calidos ya nos generan una sensación de calor por lo que son muy utilizados para crear ambientes acogedores.
No son nada recomendado para las habitaciones pequeñas, ya que los colores calidos aplicados en las paredes generan una sensación de cercanía haciendo que la habitación se vea aun mucho más pequeñas.

A diferencia de los colores fríos que se utilizan para crear ambientes calmos y relajantes, los colores calidos transmiten una energía y vitalidad mucho mayor. Se los considera como estimulante por lo que son recomendados para espacios donde necesitamos sentirnos alegres y vivos.

Por ultimo, te recomendamos que siempre mantengas el equilibrio ya que una habitación demasiado calida tampoco será del todo agradable, siempre es bueno combinar colores calidos con algunos colores fríos de manera que consigamos el equilibrio y así poder disfrutar de un ambiente armónico.