Como poner un piso de cerámica

Poner un piso de cerámica es un trabajo que siempre se recomienda dejar en manos de profesionales ya que un experimentado conoce las mejores técnicas para hacerlo y puede garantizarnos un piso resistente y altamente estético.
Pero si quieres ahorrar un poco de dinero en los costos de mano obra, permítenos contarte como poner un piso de cerámica para que puedas hacerlo tú mismo.


Lo primero que haremos será dejar la zona de trabajo limpia y libre. Si existe un piso de cerámica ya instalado, habrá que retirarlo utilizando un cincel y martillo para picarlo.

Te recomendamos abrir las cajas de cerámica nuevas antes de colocarlas y fijarte si tienen alguna diferencia entre si, seguramente será muy sutil pero igualmente mezclarlas entre si para que no se noten.
Mide la habitación y calcula cuantas cerámicas vamos a utilizar. Recorta las que sean necesarias para ajustarlas a las medidas del piso.

Prepara el cemento de adhesión según indica en el envase del mismo.

Para empezar a colocar un piso de cerámica, vamos a volcar una cucharada de cemento, colocar la pieza y aplicar presión para que quede a una distancia aproximada de 4 mm del piso y evitar que queden burbujas de aire, puedes comprobar esto golpeándola con el mango de la cuchara ya que si produce un sonido hueco deberás levantar la pieza y colocar más cemento.


Al completar todo el piso debes dejar secar por 1 día y medio, y después de este tiempo ya puedes limpiar y colocar la masilla en las separaciones que quedaron entre una y otra pieza.